Nuestros orígenes

21.12.2020

¿Por qué no utilizar los retos individuales para ayudar a otras personas?

Hoy 21 de diciembre se han hecho, de manera oficial, tres meses desde que diésemos el pistoletazo de salida a la asociación. Y aunque, estamos teniendo algunos inconvenientes y dificultades debido a la pandemia mundial (como todo el mundo), no podemos estar más contentos por cómo van evolucionando las cosas.

Sin embargo, hemos considerado éste día como el perfecto para contaros de dónde ha salido esta idea de hacer deporte visibilizando las enfermedades raras y ayudar a las personas que las padecen a cumplir algunos de sus sueños relacionados con el deporte.

Todo comenzó con la pregunta que hace de epígrafe: ¿Por qué no utilizar los retos deportivos individuales para ayudar a otras personas? Y al no haber respuesta  negativa nos pusimos en marcha. Primero Ana y un servidor que escribe, comenzamos a colaborar con otras asociaciones que ya hacían cosas similares o simplemente le dabamos tanta visibilidad como eramos capaces de hacer, a través de las redes sociales. Sin embargo, ya fuese por dificultades geográficas, de tiempo o simplemente por tener objetivos diferentes, fuimos variando, hasta que en nuestra cabeza se instauró la idea de llevar a cabo nuestro propio reto/proyecto, con unos objetivos claros: ser un altavoz de las personas que padecen estas enfermedades, en el mundo del deporte.

Así, tras mucho pensar, reformular ideas y con el apoyo de otras organizaciones, desarrollamos nuestro primer reto: "Corremos por Sarah y la AME". Con este paso, pudimos ayudar a una asociación pequeña a recaudar algunos fondos que le sirviesen de ayuda para los gastos de tratamiento e intervención que tienen; además de poder visibilizar la Atrofia Muscular Espinal (AME).

Con el reto completado, nos dimos cuenta que era necesario institucionalizar el proyecto, ya que han sido muchas las puertas que se nos han cerrado por no tener este tipo de apoyo detrás. Y en este momento es cuando conocimos a Diego. Nos abrió las puertas de su casa (El circuito de Arriaca Trail) y nos permitió tener la que podría ser la primera prueba "Run4Life", dentro del propio circuito. Juntos configuramos las tres patas necesarias para la constitución de la asociación.

Y así, tras muchos quebraderos de cabeza, la "Asociación Run4Life" fue una realidad.

Ahora ya solo queda ponernos manos a la obra y aportar nuestro pequeño grano de arena para mejorar la vida de estas personas y que sus tratamientos y curas, algún día sean una realidad.

Por ti, por ellos ¡VUELA!